sábado, 14 de marzo de 2009

Un puente provisional sobre el río Jarama: las maniobras del Regimiento Lusitania

(El puente provisional, según el "sistema Pastor")


(El coronel Fernando Pastor, en el centro, el Conde de Aguilar y el Barón de Merck)

(Soldados del Regimiento Lusitania con las capotas impermeables de los carruajes)

Como hemos visto en las entradas de este blog, a lo largo de la Historia se han ido sucediendo diferentes medios de cruzar el río Jarama, entre Vaciamadrid y Arganda del Rey: barcas, puente de piedra, puente colgado con estructura de madera y, finalmente, el puente metálico que aún podemos recorrer hoy en día.

Pero además, La Ilustración Española y Americana, en su número del 22 de septiembre de 1905, daba cuenta de un nuevo y curioso procedimiento, desarrollado por Fernando Pastor, coronel del Regimiento Lusitania.

En fin, la noticia recogía unas maniobras, en las que a partir de los toldos de unos carruajes y unos tablones de madera, se logró fabricar un puente sobre el río Jarama, en “las cercanías de Vaciamadrid, buscando el sitio donde estuvo emplazado el antiguo puente colgante que ponía en comunicación a la capital de España con Arganda, por la carretera de Aragón”

Las fotografías dan cuenta del invento, que podría resumirse en la utilización de las capotas impermeables de los carros que, sobre el agua, funcionarían como barcas. Sobre ellas, como ya se hacía en la antigüedad clásica, fue posible la construcción de un puente de 25 metros de largo y 0’75 de ancho, aunque, según se nos cuenta, sería posible que la longitud llegara hasta los 85 metros y la anchura hasta los 2,40.

El periodista, teniente de caballería, también ponderaba lo económico del coste: 220 pesetas, y el entusiasmo que despertó el ingenio entre el numeroso público asistente.

Más allá de lo original del experimento, las fotografías son interesantes porque nos permiten ver, además del llamado “sistema Pastor”, los restos de un puente de estructura de madera, que puede tratarse del antiguo puente colgado, y que ya había sido sustituido por el puente metálico actual.

Las fotografías que incluyo no son de mucha calidad, por lo que recomiendo que acudáis al artículo original, que se puede consultar en la hemeroteca digital de la Biblioteca Nacional de España. En este enlace también podréis leer el artículo completo, que es realmente muy entretenido.